A Voz do Profissional

Entrevista com Elea Giménez, cientista titular do Conselho Superior de Pesquisas Científicas (CSIC) da Espanha

Em 16/06/2019 20:08
Atualizado em 17/06/2019 12:47

Entrevista por ABEU

A Voz do Profissional

Na coluna A Voz do Profissional desta semana, temos mais uma entrevista com um dos participantes do 2º Seminário Brasileiro de Edição Universitária e Acadêmica, ocorrido em meados de maio. Ela Giménez Toledo realizou a conferência de abertura do evento, tratando, de um modo geral, da situação do livro acadêmico na América Ibérica. Ela é diretora do Grupo de Pesquisa sobre Livro Acadêmico (ILIA) e cientista titular do Conselho Superior de Pesquisas Científicas (CSIC) da Espanha. É ainda doutora e licenciada em Documentação pela Universidade Carlos III de Madrid e membro do Comitê de Gestão da Ação COST da União Europeia da Rede Europeia para avaliação da pesquisa em Ciências Sociais e Humanidades. É criadora do sistema público de indicadores para editores acadêmicos Scholarly Publishers Indicators (SPI). O objetivo prioritário desta pesquisa é promover e facilitar um reconhecimento adequado dos livros de pesquisa nos sistemas de avaliação, especialmente aqueles publicados sobre questões locais, com impacto social nas comunidades vizinhas e escrito, por essas razões, no idioma de cada país e não em inglês. Dirigiu ainda o projeto sobre Edição Acadêmica Espanhola, promovido pela Federación del Gremio de Editores de España.

Em nossa conversa, Elea Giménez fala sobre o cenário das editoras universitárias brasileiras, comparando suas realidades com outras editoras da Iberoamérica, além de opinar sobre o uso do acesso aberto no país. A entrevista está em espanhol, mas sua linguagem é acessível para todos os leitores.

Com sua experiência, como você avalia o atual cenário da edição universitária iberoamericana? Apresentamos uma qualidade de publicações equiparável ao que existe no restante do mundo? E como está a edição universitária brasileira, na sua opinião, em comparação aos demais países da Iberoamérica?

Como ocurre en muchos países de la región, apenas hay estudios sobre la calidad de las editoriales y de sus catálogos. Desde mi punto de vista, este tipo de estudios son fundamentales para poder hacer un diagnóstico y un seguimiento de la calidad de la edición. Se sabe que el volumen de producción editorial en Brasil es enorme, pero no se sabe qué porcentaje corresponde a la edición académica y tampoco está claro qué editoriales publican libros académicos. Además de las 123 editoriales universitarias que forman parte de ABEU, se estima que hay unas 400 editoriales más del ámbito privado/comercial que publican libros académicos. Así se desprende de la tesis doctoral de Aline Borges (2018) . En este trabajo se realizó una consulta a investigadores brasileños de Humanidades y Ciencias Sociales acerca de las editoriales que consideran más prestigiosas en sus disciplinas, tal y como se venido haciendo en España desde 2010. Se recibieron casi 2000 respuestas, aunque solo representan el 12% de la muestra. Aunque en el estudio se citan hasta un total de 444 editoriales, solo un pequeño núcleo concentra la mayor parte del prestigio. Entre ellas se encuentran algunas universitarias. Este tipo de estudios ayudan a saber cómo valoran los lectores especializados –los propios académicos- los libros publicados en cada país y debería ser una información valiosa para examinar la situación editorial del país. Sería necesario, además, complementarla con otro tipo de análisis.
Un aspecto destacado de la edición académica en Brasil es que en el estudio “Edición académica y difusión. Libro abierto en Iberoamérica” , hemos podido observar una mayor apuesta de Brasil por los libros de acceso abierto. Se publica más que en otros países de la región en abierto; esta producción es más visible internacionalmente gracias a la existencia y a la labor de Scielo Books; y las políticas institucionales sobre acceso abierto parecen algo más claras y decididas que en otros países. Eso denota una estrategia muy interesante para visibilizar internacionalmente la producción editorial brasileña.

O acesso aberto veio para democratizar o acesso às publicações e periódicos científicos, com muitas editoras universitárias aderindo a esse formato. No entanto, que modelos de negócios são possíveis para manter o acesso aberto para os leitores? Você acha boa a solução de cobrar das próprias editoras para que elas publiquem nas plataformas de acesso aberto? Acha esse cenário favorável às instituições acadêmicas?

La financiación del acceso abierto es una cuestión crucial para su desarrollo. El apoyo social y político al movimiento de acceso abierto debe ir acompañado de una reflexión sobre su financiación y sostenibilidad. Publicar en acceso abierto tiene un coste. Pero no basta con publicar materiales en abierto: hay que cuidar la calidad de los contenidos, prestar atención a la validación de los textos científicos, realizar una edición digital que siga los estándares tecnológicos necesarios para que puedan ser visibles, compartidos, etc. El acceso abierto implica un esfuerzo adicional al proceso de edición tradicional y eso implica costes. ¿Quién debe asumir esos costes? Podrían asumirlos las instituciones académicas, siendo consecuentes con la misión de la universidad de difundir conocimiento científico. Pero además de las desigualdades que se producirían entre universidades con más o menos recursos, o situadas en países con más o menos inversión en investigación y educación superior, hay otra cuestión fundamental. Los grandes sellos y grupos editoriales que publican revistas y libros académicos y que dominan el mercado internacional de la edición idearon el modelo de pago por publicación (Article Processing Charges, Book Processing Charges) por parte de autores o instituciones académicas para no perder posición en el mercado, al tiempo que apoyaban el acceso abierto y –no menos importante- seguían obteniendo grandes beneficios económicos. Si los fondos públicos de investigación se destinan a pagar esas tasas de publicación y, al mismo tiempo, las instituciones académicas subsidian otras publicaciones en abierto, todos los costes proceden del mismo lugar y, por otra parte, fortalecen a las editoriales más fuertes que son las que han desarrollado modelos de negocio basados en esos pagos por publicación. En el entorno iberoamericano prácticamente no hay editoriales universitarias o pequeñas o medianas editoriales académicas comerciales que trabajen con ese modelo.
Creo que es más interesante pensar en fórmulas de cofinanciación de la edición académica, en las que puedan participar distintos tipos de instituciones públicas y privadas. Y también resulta interesante en pensar en estrategias de colaboración, como las que propone Amelica, que implican el impulso del acceso abierto gracias a las redes, a las infraestructuras compartidas y a la prestación de servicios a las editoriales. El modelo es my distinto al que propone el Plan S de la Unión Europea. Todas esas estructuras colaborativas  y de cofinanciación permitirías que muchas editoriales pudieran acceder a los programas y plataformas de publicación en abierto. Finalmente, también es necesario que haya una reflexión colectiva, desde las políticas de investigación sobre lo que se quiere financiar en el acceso abierto. 

Existe, atualmente, um excesso de "produtivismo" entre os pesquisadores e autores das instituições acadêmicas: todos têm metas de publicação de artigos em periódicos. Você acha que esse cenário acaba afetando a qualidade desses textos?

Desde luego que afecta. En el afán por publicar mucho se reduce la calidad de los textos. Siendo honestos, los investigadores no podemos generar resultados de investigación originales de forma constante, aunque el número de publicaciones por cada uno de nosotros parece contradecir eso. En muchos casos, se confunde la exigencia de calidad en la investigación por parte de las agencias de evaluación con una alta productividad. Desde mi punto de vista, es muy importante que el investigador sea honesto con lo que envía  publicar. Estoy convencida de que debemos publicar menos y mejor. Entre otras muchas cosas, porque ese exceso de producción contribuye todavía más a que no podamos alcanzar a leer – ni a conocer siquiera- lo que se produce en nuestras disciplinas. 

  


Tags da postagem

a voz do profissional espanha Nível de Informação Nível de Comunicação acesso aberto